Textos

miércoles, 4 de marzo de 2009

LENGUAJE



Según el diccionario: Lenguaje es un conjunto de sonidos articulados con los que el hombre manifiesta lo que piensa o siente.

¿Pero es siempre así? Las palabras a veces nos enfrentan, no siempre aciertan con lo que se quiere decir y se malinterpretan. Puedes querer decir algo cordial y ofender. Puedes querer insultar, y sin embargo agradas. Quién sabe lo que el otro representa en su cerebro cuando tú le expresas un concepto. Yo, por ejemplo, cuando escucho “sopa de fideos” represento en mi mente una bombilla de cincuenta vatios encima de una mesa de cocina antigua, y una mujer con moño y gafas de presbicia limpiando lentejas. Es una imagen triste, de tarde de verano, de soledad, de aburrimiento. Supongo que muy pocas personas realizan la misma representación cuando escuchan “sopa de fideos”. Y así ocurre siempre; conceptos cargados de significados personales, llenos de carga emocional, contaminados. Quizás sea por eso por lo que nos sentimos tan aislados, por lo que peleamos, por los que siempre estamos confusos con los demás, desubicados y ansiosos. Decimos algo, sí, ¿pero qué sentimos al decirlo? ¿Qué siente el otro al escucharlo?

3 comentarios:

leo dijo...

Y algunas/os nos pasamos la vida tratando de romper ese aislamiento a fuerza de hilar e hilar palabras.
Existen otros métodos para entenderse, aunque tampoco son fáciles.
Por ejemplo, a ver si prontote puedo dar un besote tan grande que no te deje duda de las ganas que tengo de verte.

NIKE dijo...

hola carmencita!!
si, en efecto a veces mal interpretamos las palabras, por eso es preciso siempre el dialogo y no el lenguaje, estamos como viviendo en babel no? otro caso sería el de las impresiones, dicen que no es buena una si no 2 o 3 veces para dar oportunidad a las personas, todo un mundo, todo un caos, toda una soledad.

un abrazo.
p.d terminé mi novela y te queria agradecer por haberla rrecorrida junto conmigo, pasate por alli un beso.

Carmen dijo...

Leo estoy deseando verte aunque me alegra que estés tan abrumada de trabajo. Hoy eso es una gran suerte.
Nike.
Llevo mucho tiempo sin abrir el blog porque estoy liadísima con mi novela, pero por lo que veo ya has terminado y eso me alegra un montón. Me voy corriendo a ponerme al día, porque voy un poco atrasada. Ya te diré
Un besazo