Textos

martes, 12 de noviembre de 2013

EL HOMBRE DE HIELO





Ahora resulta que las mujeres no solo podemos tener hijos sin necesidad de una unión que se prolongue hasta que la muerte nos separa, sino que podemos elegir  un padre sabio para nuestro retoño. Ya lo dice el refrán “Más sabe el diablo por viejo que por diablo”. Ese debe ser el motivo por el que muchas mujeres se han ofrecido para concebir un hijo de Ötzi hombre de unos 5.300 años más o menos, de 1,60 metros de alto, 50 kilos de peso, (un poco escuchimizado, lo reconozco) con caries, el cual cuando murió iba armado con un arco, flechas, un puñal de sílex, un hacha con la hoja de cobre.
Pero como está congelado y la ciencia ha avanzado mucho, se le puede recomponer y ponerlo a procrear sin ningún tipo de problema. Los avances técnicos nos han dado la oportunidad de encontrar  un espermatozoide  con nombre apellido, fotografía y casi distrito postal.
De  Ötzi, el hombre de hielo sapiens más antiguo del mundo, lo sabemos casi todo.
Murió de una flecha por la espalda, (ya entonces habían cobardes que esa guisa).  La hipótesis que barajan los expertos es que la herida, ocasionada unos día antes de su muerte, fue resultado de algún drama en su poblado que le obligó a pelear y a huir montaña arriba hasta un paso en los Alpes a 3.210 metros de altitud, en el italiano valle de Ötz, en la frontera austriaca. Allí se debió sentir seguro y se sentó a comer algo. En su estómago se ha encontrado pan, carne de corzo, verdura y una bola de sebo que podría ser queso de cabra. Sin embargo, una hora después de comer, algo se torció y perdió la vida en su refugio alpino.
Dicen que 3.700 austríacos donaran su sangre para comparar su ADN con el del ‘hombre de los hielos’. El estudio, realizado por el Instituto Nacional de Medicina Legal de la Universidad Médica de Innsbruck, Austria, ha logrado identificar a 19 parientes vivos del conocido como 'hombre de los hielos', todos ellos austríacos.
Otra ventaja de Ötzi, que tiene parientes, que no está solo, que llegado el caso se le pueden encontrar padrinos para el hijo que engendre, incluso primos para sus futuras fiestas de cumpleaños.
En resumen, que ese hombre viene con libro de instrucciones debajo del brazo, y además es chico conocido, que es mucho más de lo que pueden ofrecer otros que pululan por las páginas de contactos y mienten más que hablan.
No es de extrañar por tanto que Ante la posibilidad “factible” de fecundar un óvulo con ADN del ‘hombre de los hielos’, “muchas mujeres se han ofrecido para concebir un hijo de Ötzi”, ha asegurado Angelika Fleckinger.


No hay comentarios: