Textos

domingo, 8 de junio de 2008

LA FERIA DEL LIBRO


El domingo fui a dar una vuelta por la feria del libro. Me encantan los libros, no solo me gusta leerlos, eso es el último paso de una larga trayectoria que comienza con mirarlos. Toda una expectativa. Es una especie de fetichismo, los toco, los abro, leo su contraportada, y si nadie me viera, hasta creo que los olería. Prometen tanto. Si el libro es realmente bueno, dejará un poso en mí, incluso puede que hasta logre variar mis planteamientos vitales. Solo hay que abrirlos, dejarse llevar. Disfruto con su textura, los dibujos de sus tapas, la contraportada. Todo un mundo de expectativas se abre ante mí. Me gustan en las librerías, por supuesto, pero la feria del libro tiene un algo adicional, quizás sea la luz, el paseo, la primavera, sus colores. Dispuestos y alineados para abrirme puertas a mundos distintos, a otras circunstancias, épocas, lugares. Todo eso.
Pero siempre, todos los años, antes o después, llega la desilusión. Los micrófonos anuncian los autores que van afirmar. Observo una gran cola, gente que espera. Una paciencia infinita. ¿Quién firma?, pregunto. XXX, de gran hermano, me responde una señora que se protege del sol con una visera plateada. Ah, ¿pero es que escribe? Pues algo habrá escrito si firma libros, digo yo. Claro, claro. ¿Y usted lo va a comprar? Por supuesto. Pero si no sabe lo que ha escrito. Y qué más da, me contesta un poco mosca. Decido marcharme, salir de allí cuanto antes. He perdido la ilusión por los libros, su textura, sus tapas, su contenido. Me alejo del paseo de coches y me refugio en el estanque, junto a las barcas.
Pero no importa demasiado, estoy segura de que se me pasará y volveré. Me ocurre todos los años.


10 comentarios:

leo dijo...

El próximo año tendrás que volver por narices, a firmar tú, guapa ;))
Y qué razón tienesssss. Es un circo en el que los libros ya son un personaje más que secundario.
Besossssssssssss

Alex von Arnim dijo...

Hola,
yo tb estuve. Fui para que me firmaran un libro que me encantó y luego me di una vuelta. Sí, mucha gente, mucho polvo, mucho barullo y mucho escritor aburrido sentado en un taburete miranda pasar al mogollón. Eso sí, me dio tiempo a fijarme en un chico joven, sentado en el suelo, leyendo un libro y con los ojos a punto de desbordarse, no me alacanzó la vista para ver el libro, pero ya ves, aun entre todo el mogollón, sigue habiendo espacio para lo bueno. Creo yo.
saluditos

Carmen dijo...

Ay Leo, espero que nos encontremos entonces. Y que no nos desilusionemos por nada de nada.
Besossssss
Hola Alex, por supuesto que sigue habiendo espacio para lo bueno, el problema son las colas que forma lo malo.
Me gusta el chico que leía con ilusión. Ya somos más.

NIKE dijo...

hola!!
Es muy lindo lo que comentas acerca del mundo que se abre al principio de saber de un libro, la parte final es leerlo, descubrirlo todo un proceso, una andar y quizá un olor.
no lo había visto de esa manera, es loable.
ahora y no sé si habré entendido pero ahora la gente hace cola por que le firmen algo sin saber siquiera que ha comprado o saber si escribe siquiera?
permiteme acompañarte en la indignación.

un abrazote!!

Labana dijo...

Hola, aprovechando que estamos en plena Feria del Libro, en nuestra página estamos invitando a que quien lo desee se acerque y deje en comentarios una recomendación (¿Qué estás leyendo? ¿Qué libro o libros recomendarías?...) El fin es hacer una puesta en común literaria y dar ideas sobre algún que otro título). Si te animas a compartir con nosotros el libro o libros que recomiendas, puedes hacerlo utilizando los comentarios del siguiente link:

LIBROS (ANÍMATE A ESCRIBIR AQUÍ TU RECOMENDACIÓN)

Gracias y saludos

Mara Torres Página no oficial (Labana blog)

Fernando Alcalá dijo...

yolos huelo igualmente. Es que no puedo evitarlo...

Paco dijo...

esta claro... vivimos en el país de la paparrucha y de la farandula, si quieres ser algo o sales en gran hermano o has salido en un telediario de presentadora florero, o perteneces a la mafia literaria de algún grupo editorial de este país... realmente da asco.

Besos.

Carmen dijo...

Nike somos más de lo que se piensa y eso me anima. Gracias por ser de los que se toman en serio los libros
Labana, ya he mandado mi selección de los que más me gustan. Es dificil de todas formas elegir unos y dejar otros, depende del momento, y esas cosas.
Fernando, eso lo hacemos desde pequeños, olemos lo que nos gusta, parece más nuestro.
Si,Paco, sí da un pelín de asco.
Me alegro de tu visita.
Carmen

Lispector dijo...

¿Y si nos metemos todos en cambote a la próxima edición de Gran Hermano? ;).

Carmen dijo...

Es una buena opción, Daniela. Pero no creo que les guste a los de la cola tu tertulia literaria. No sale en la tele
Besote