Textos

jueves, 2 de abril de 2009

BANCOS


A ver si me entero.
Si yo deposito en una cuenta bancaria una determinada cantidad de dinero, el banco puede utilizar una aparte muy importante de este para lo que él o sus gestores crean menester. Sin embargo, eso sí, me cobran por habérselo dejado. Faltaría más. Si hago transferencias o movimientos, también me cobra, aunque los extractos que me envía no son reales porque una parte de mi dinero no está, ya que lo invirtieron en váyase usted a saber dónde. Si la inversión fue mala y se quedan sin dinero, sin el mío y sin el de todos los catetos como yo, el Estado, o sea yo, le garantiza que ese saldo que me debe, me lo podrá pagar, o sea a mí, y eso lo logrará con mi dinero, que es el que no me pueden devolver. Así, que si un banco deja de tener liquidez o es insolvente, para que no me lleve el disgusto de ver cómo me quedo sin todos mis ahorros, mis nóminas y mi hacienda. El estado, o sea yo, le presta a ese banco, o le da un aval.
Y si ese dinero que me gestiona el gobierno o la comunidad autonómica pertinente, no es suficiente, pues se dictan leyes para poner multas a diestro y siniestro (creo que ya multan hasta a los peatones) para que haya más ingresos en nuestras urnas y así poder hacer frente al pago de mi dinero, el que unos gestores invirtieron por ejemplo, en prestar dinero para construir un aeropuerto en Ciudad Real, que ahora no quiere nadie. Ni siquiera yo, que soy la dueña del dinero del banco, del dinero que se presta al banco de España, para que intervenga, y por lo que veo, de todo el dinero que gestionan otros que parecen nos ser responsables de nada, y … ¡Ay, Dios mío! que creo que he perdido el oremus. Será que estoy muy deprimida y todo lo veo en plan negativo. Debe ser eso, porque si no, ¿cómo voy a prestar yo dinero para salvar mi dinero? No ves que no.

5 comentarios:

Sir John More dijo...

Claro, mujer, ¡eso cómo va a ser! No, no, va a ser que estás deprimida. Por dios, los bancos... Quita, quita... Y mucho menos conchabados con los políticos. O quizás sea que te ha entrado una espejismitis galopante, o quien sabe si una disfunción antisistema grave. Si el mundo marcha la mar de bien, y aquí se hace lo que gente como tú y yo digamos, que te lo digo yo...

Carmen dijo...

No sabes cómo me tranquilizas, Sir. Es que a veces una no sabe lo que está pasando y ve fantasmas por todos los lados.
Lo dicho, a seguir controlando, como hasta ahora.

Mesenamoraelalmamesenamora dijo...

Pues al final lo mejor va a ser, o ser pobre, o haberte endeudado hasta las trancas. Vamos, lo que sea con tal de no tener un duro en el banco.

Así el que tiene la sartén por el mango eres tú. Te imaginas: 'El nivel de morosidad provoca la intervención de la caja XX'. Saber que tu eres uno de los culpables porque no les pagas la hipoteca te hace sentir mejor que si lo que tienes ahí son los ahorros, ¿no?

En fin, otro insulto más borrar de la boca de mi hijo: BANQUERO!!

Bea dijo...

Es una situación esquizofrénica. Es decir, que si dejas dinero en el Banco te cobran por gestionartelo pero si el Banco necesita dinero hay que dárselo a ciegas, sin condiciones, porque sí, por pobrecitos.
Y que tal si desaparecen los bancos privados de una vez por todas y pagan los que se han desembolsado el dinero que ahora no tiene el Banco.

Carmen dijo...

Mesenamora, así que eras tú el que no devolvía la hipoteca que te presté yo ¿no? En fin, te perdono porque cada día estás más guapo.

Bea, si yo me conformo con que se juzgue a alguien. Solo para que cuando me pidan más dinero (vía impuestos o lo que sea) no se me ponga cara de idiota.