Textos

miércoles, 9 de septiembre de 2009

INVIERNO DURO


Fotografia: Elena Artigues



La verdad es que este invierno se presenta duro. Más que duro, extraño.
Todavía no se sabe si van a congelar el sueldo a los funcionarios o se les subirá un poquito, para que no digan. Si subirán las retenciones del trabajo personal, solo las del ahorro. O quizá, más bien, los impuestos indirectos. Si pagaran los “ricos” que cobran a partir de 23.000 euros al año, o los que cobran a partir de 60.000. Si los pensionista pagarán el pato o lo pagarán los niños porque no se les piensa vacunar. Si hay vacuna o no. Porque si “Nos enfrentamos a un virus desconocido, casi imposible de detener y capaz de infectar a toda la población mundial” como ha dicho Margaret Chan, directora de la OMS (Organización Mundial de la salud) y máxima responsable del control de la pandemia, ¿de qué vacuna nos están hablando? ¿No dicen que es desconocido? ¿Qué virus nos inoculan, entonces? ¿El primero que pase por ahí?
Mira, de verdad, con esas noticias tan contradictorias con las que nos desayunamos todas las mañanas, han conseguido que no me llegue la camisa al cuerpo.
Por qué no se callan, lo piensan, y luego emiten un comunicado. Yo lo digo más que nada por eso de la credibilidad, y el pánico, y la confianza.
Mientras enciendo la tostadora suben los salarios, cuando ya están las tostaditas calientes, los salarios se congelan. Mientras enciendo la cafetera, solo habrá vacuna para los enfermos crónicos, cuando sale el café, ya hay vacuna para todo el mundo. Al extender la mantequilla CMM es absorbida por Ibercaja, al dar el primer bocado, ya no la absorbe nadie porque el Estado se hará cargo. Cuando meto la cuchara dentro de la mermelada me entero de que van a probar la vacuna en unos niños. Y cuando la saco pienso. Menuda pachorra tienen los padres de las criaturitas en aceptar algo así. Porque ni parece saberse nada de la gripe A, ni de la crisis B, ni de la solución C. Así que, como decía al principio; menudo invierno nos espera.

5 comentarios:

leo dijo...

Pues sí: viene de aúpa. Por eso tendremos que consolarnos, ¿no te parece? ropa de los chinos, collares y un poquito de literatura.
Muchos besossssssssssss

Lispector dijo...

Bueno y sabio como todo lo que sale de tu pluma. Sí Carmen, así está la cosa, por eso hace tiempo decidí salir un poquito de este mundo y lidiar con los arcanos mayores y menores, con los astros y sus afines, y estoy mejor por allí :). Un abrazote, guapa, se te quiere.

Angel dijo...

Pues a mi el invierno siempre me ha gustado más que el verano. La gente está más humilde y menos boba que en verano, que están todos pendientes del bikini y los michelines.
Todos los septiembres nos asustan con un otoño caliente. En fin, yo hace algún tiempo que empecé mi proceso de desconexión paulatina de toda esta cochambre.
Respecto a los impuestos, harán todas las reformas que quieran para que al final todo siga igual, osea, la clase media tributando a tutiplén y los ricos al 1%. Cojonudo.
Por cierto, ya me he terminado tu ultima novela: Enhorabuena, está muy bien. Comparada con la otra yo reconozco ya tu estilo, muy maduro y absolutamente hecho. Aunque esta me ha gustado más porque es más trascendental. Están muy bien entrelazadas las distintas generaciones de la familia y como se enfrentan a mismos problemas. ENHORABUENA.
Besitos

Carmen dijo...

Si Leo, de Mulaya no vamos a poder salir. Y de literatura nada de un poquito, muuuucho.
Daniela tengo muchas ganas de que me emseñes a lidiar con los arcanos mayores y menores. ¿podrás?
Gracias, Angel. Me alegro de que te haya gustado mi novela. A mí la tuya me está encantando, y me parece que es dificilísimo el lenguaje que empleas. Me la ha quitado mi marido y no hay quién le hinque el diente. Estaba casi acabándola y ... Es estupendo para ti ¿no?. Que me la quiten de las manos. Para mí no, claro.
Besote a los tres.

Lispector dijo...

Claro, amiga! Cuando quieras!Además como ahora estamos en contacto también por FB nos "mensajeamos" y nos ponemos de acuerdo. Un abrazo.