Textos

viernes, 25 de marzo de 2011

REENCARNADOS



Me envían un MSN:
Noticias varias:
“China prohíbe al Dalai Lama reencarnarse en un país libre... Había pedido elecciones democráticas para la elección del sucesor, y el régimen comunista chino ha insistido en prohibir cualquier reencarnación sin su permiso”.
En un principio la noticia me pareció insólita, pero una vez digerida, hasta la comprendí. Porque si no empezamos a controlar esas minucias puede ocurrir que les pase como con el consejero de empleo andaluz, que le han tenido que pagar una indemnización escandalosa por despido, ya que trabajaba en las bodegas Gonzalez Byass desde el mismo momento de nacer. Es decir, siendo neonato.
Está comprobado que si uno se reencarna a menudo, adquiere tal experiencia y madurez laboral, que es cortarle el cordón umbilical e irse sin perder un minuto a fichar.
También puede ocurrir que haya muertos currando para cotizar más, mientras deciden si reencarnarse o no. En ese caso se les podría llamar “nasciturus”
Pero eso a los chinos les trae al fresco. Ellos saben que ninguna economía por muy emergente que sea, lo soporta. Y no están dispuestos a que un puñado de “neonato” y “nasciturus” reencarnados los arruine.
Oye, pues visto así…

2 comentarios:

leo dijo...

Me mondo con tu entrada, Carmen. Sobre todo con los muertos cotizantes, aunque creo que algunos prefieren seguir cobrando la jubilación y por eso no se deciden en quién reencarnarse. Sobre todo los que lleven cotizando desde bebés en algunas empresas, que alguno más habrá.
El gobierno chino de vez en cuando hace esas cositas divertidas. Lo que desde mi mentalidad no entiendo es que un recién nacido les infunda tanto temor como para hacer públicas esas declaraciones. Supongo que la figura del Dalai Lama ostenta un poder político y religioso, un ascendiente sobre el pueblo, que supone una amenaza para ellos. Aunque no acierto a entender por qué, habida cuenta de que el pueblo tibetano contra el chino es David contra Goliat. Ains, perdón por el rollete...
Pa habennos matao.

Carmen dijo...

Me encanta el rollete. Estaba alucinada con la declarasción del gobierno chino, y veo que también la habías leido. Seguramente es por lo que dices, que le tienen más miedo que a un nublado. Te recuerdo que David venció a Goliat. Esa es la esperanza, que el final de las historias es imprevisible.
Marchando otro rollete para Leo.
Besote