Textos

miércoles, 12 de octubre de 2011

Un sencillo búcaro


Lo bueno que tienen los ricos es que conocen artículos lujosos de lo más variopintos. Es como una señal de identidad, un código secreto que utilizan y que el resto desconoce. Se miran con recelo por llevar o poner elementos en su casa que al resto nos dejarían fríos.
Hombre, no digo yo que no seamos capaces de admirar el Palacio de Dueñas, porque hasta ahí llegamos. Pero las meticulosidades, los pequeños detalles, las nimiedades que a ellos vuelven locos, ni las percibimos.
A veces ojeo el “Hola” en la pelu. Me refiero a que miro las fotos. Pero reconozco que otras veces, en vez de ojear, leo. Sobre todo si me toca tinte. Y fue así como descubrí que el altar de la iglesia en la que se casó la Duquesa de Alba estaba adornado con búcaros a base de guisophilas y rosas de David Austin, traídas exclusivamente de Inglaterra.
La verdad, ahora comprendo por qué el funcionario pidió la excedencia, se echó la manta a la cabeza, y se casó. Él sí debía comprender el lenguaje de los ricos. Porque sus rosas son otras, y sus búcaros, y sus guisophilas.
A mí, sin ir más lejos, me ponen esas flores el día de mi boda, y pienso: Mira qué detalle, florecillas en el altar, como siempre. Pero no, so cenutria, como siempre no. Y es que ya me dirán a mí para qué sirve ser rico si no te conoces todo aquello que te distingue del resto, que te eleva, que te individualiza, que te sube a los cielos en cuerpo y alma.
Si yo hubiera sido la duquesa de Alba, hubiera traído los búcaros allende el mar. Más que nada para que vieran todos que además de arrancarme por bulerías yo no soy como todas, yo… “Soy la que soy”.
Los que tenemos que ir a trabajar todos los días, los que no nos llega la camisa al cuerpo por si la economía nos deja con una mano delante y otra atrás. El resto de la humanidad, me refiero, ni conocemos esos detalles, ni nos importan. Solo algún snob se informa de las variopintas características de lo que nunca será suyo.
Es que su vida, la de ellos, transcurre entre nubes de colores. No les suena el despertador, es el ángel de la guarda el que toca el arpa en su oído cada mañana. Por eso los lobos feroces, que sí saben de la vida, se meten entre sus sábanas con cierta soltura y arrasan con su inocencia.
Conozco a una marquesa que quiso traer a pasar el verano a un niño saharaui para que viese que existe otra vida, otros mundos. Para que disfrutara de un verano diferente. Y lo contaba con la cara de inocencia de esos angelotes que pintaba Murillo.
Yo imaginaba al saharaui desayunando en bandeja de plata, disfrutando de todos los juguetes que se le antojara, corriendo sobre ponis alrededor de fuentes versallescas hasta que el otoño lo volviese a colocar en su Haima, agarrado a un mendrugo de pan, y hecho un lío.
¿Era mala la señora? Seguramente no, seguramente estaba en su nube pensando en el búcaro de guisophilas y rosas David Austin que iba a poner esa tarde de té y pastas. Sin saber que muy lejos, allá, en el Sahara, un niño famélico y con mocos en las mejillas, se encontraría afilando una navaja por puro resentimiento.

4 comentarios:

Ángel dijo...

jo, Carmen, te veo superreivindicativa últimamente :-) Acorde con los tiempos.
Bueno, supongo que no hace falta irse a los aristócratas para meter caña. Creo que para alguien del tercer mundo la distancia entre nosotros y un aristócrata debe de ser mínima, ya que la distancia abismal es la de entre él y nosotros.
Quiero decir que corto y largo es lo mismo si comparamos ambos con el infinito (ma quedao muy filosófico, no?)
Tiquismikis míos aparte, la distribución de la riqueza es escandalosa, lo que pasa es que nosotros hemos tenido suerte...hasta ahora.
besitos

Carmen dijo...

Anda, Angel
Si creía que esta entrada solo iba de la ridiculez. Y resulta que la ves como reivindicativa. Será cierto que en cuanto los textos salen de tus manos, los pierdes y entran en propiedad del lector. Eso es lo mas bonito de la literatura
Por cierto, no consigo dejarte un comentario en tu entrada. por qué? Me dicen que no puedo. Lo volveré a intentar.
Me gustaría leer la novela que ha estado a punto. Me la dejaras?
Besos

ElRetornoDeBlancaNievesSinLobos dijo...

Carmn, soy yo, lo mismo que le he dicho a Leo, tengo un nuevo blog, me gustar´´ia que por los menos leyeras la primera entrada. No sé si soy bienvenida, porque sin comerlo ni beberlo una gente me ha metido en un berengenal horrendo y tengo un montón de gente encima sólo porque quieren joder a un excompañero de trabajo, te dejo, si quieres después borras este comentario. Un abrazo.

Sir John More dijo...

Amén.