Textos

sábado, 6 de octubre de 2012

LOS TÓPICOS Y EL CHIKEOSAURUS

Hay gente para todo, desde los que no se sientan a pensar ni un minuto y hablan a base de tópicos, hasta los que tienen una mente tan fluida que cuestionan absolutamente todo y no se pueden conformar sin montarla. A mí los tópicos me molestan bastante. Cada día sale uno nuevo. Al principio te sorprenden, pero enseguida te hastían. Hace tiempo comenzó el famoso; “niego la mayor”. Supongo que se referirán a la premisa mayor, pero el que dice algo así, algo que repite todo el mundo, no puede saber ni lo que es una premisa, ni cual es la mayor, ni un argumento, ni nada de nada. De no ser así, no diría algo que está en el fragor popular. Luego vino lo de que “te lo tienes que mirar” Se supone que por un psiquiatra, porque se suele referir a algo muy personal, algún mal gesto que no conviene, o algo por el estilo. Una forma de “faltar” impresionante, pero que como está en la boca de todos, pues como que parece menos ofensivo. No digamos ya lo del “vuelvo a repetirte.” o el ¿vale?” al final de la exposición. Equivalente al ¿te enteraste al fin, so zopenco? El último que pulula por ahí es el de “Lo que pasa es que no se lo han explicado bien”. Conozco a uno que piensa que no se lo han explicado bien a los magistrados: los peritos, los propios conocimientos que se le suponen a la judicatura, los asesores, y el dosier de la causa. Todo, absolutamente todo lo que no le conviene es porque se lo han explicado mal. Si le hubieran dejado al susodicho aclarar, si le dejaran sentarse frente al tribunal con una pizarra de las de antes y tiza de la que te deja perdido, lograría con básicos dibujitos hacer un certero planteamiento de la situación, y las sentencias serían otra cosa, mucho más beneficiosas. Tamaña prepotencia, tamaña falta de respeto, tamaña zafiedad, solo se explica por la dichosa obsesión por soltar tópicos. Si pensáramos un poquito antes de hablar, solo un poquito, lo suficiente para emplear nuestros propios términos, seguro que seríamos más creativos, más originales y más respetuosos. Aunque sin llegar a el otro extremo, claro, los que no dejen de darle al “coco” ni un minuto, como el paleontólogo Jack Horner, que a base de imaginar, de darle vueltas a todo, y de no querer conformarse con lo que le dan hecho, ha decidido lograr a través de un proceso de activación atávico (encendido de las características evolutivas anteriores) crear un pollo de varios dedos, dientes y cola larga que llama el Chikeosaurus. Y estoy ilusionadísima porque si además de lo guapo que le va a salir, le inserta un detector de tópicos y topiqueros para aniquilar a esa especie, estamos salvados.

4 comentarios:

Ángel dijo...

Jo, Carmen, es que los tópicos vienen muy bien para salir de un apuro en cualquier tertulia chusquera.
Se podría hacer un diccionario de tópicos más gordo que la última de Follet.
Y mira que a mí el Chikeosaurus este se me hace familiar.
Y así, sin venir a cuento, te recomiendo la representación de La Vida es Sueño que hace la Compañía Nacional de Teatro Clásico en el teatro Pavón.

carmen dijo...

Gracias Amgel
Tal y como esta el teatro ya ni me atrevo a mirarlo si no me lo recomiendan.
Como va la situación laboral? Espero qué mejor que a la mayoría ojalá esto pase pronto .

Ángel dijo...

pues sigo igual. Buscando. Está fatal. Según los RRHH mi perfil es de lo más buscado y a mí me da la risa. Hay muchas empresas que buscan gente pero que trabaje semi gratis.

carmen dijo...

Lo siento Angel
Yo también creo que vas a encontrar trabajo pronto. Otra cosa es que te paguen lo que te mereces. Las empresas están pasándolo fatal. La culpa es de los bancos que no dan crédito y sin crédito no hay posibilidad de salir de esta. ¡Qué burros son!
¿Acaso no se dan cuenta que esto que detrás de unos van todos?
Te deseo mucha suerte