Textos

jueves, 18 de junio de 2009

Escritores contra escritores


Creo que los que escribimos no deberíamos opinar sobre otros escritores, así, en general. Es difícil, ya lo sé. Nuestros gustos y nuestras opiniones parecen bajadas del cielo, y contundentes, y magnificas, pero… Es que a veces se nos ve tanto el plumero, nos ponemos tan fantásticos y tan evidentes, que sería mejor que dejáramos las opiniones para nuestros amigos, nuestra familia, nuestro pequeño círculo de confidencias. Mira, Pepe, a mi es que “El niño del pijama a rayas”, me parece, cómo te diría yo, sobre valorado. Y Pepe se sube las gafas y dice que es una obra maestra, y tú entras en esa vorágine en la que lo que menos importa es el niño y su pijama, sino tu sesuda y doctrinal opinión, avalada por miles y miles de novelas leídas y cotejadas con grandes hombres del panorama literario. Vale, es tu derecho, como lo es el criticar el humor o el esoterismo. Pero subirte a un podio y decir que tu hablas de literatura con mayúsculas, pues qué quieres que te diga, da un poco de risa. Es como si dijeras: “Yo soy la literatura con mayúsculas, a ver si os enteráis escritores de pacotilla”.
No hay nada que despierte más mi prevención que un escritor opinando sobre otros en televisión, en la radio, o en un medio de comunicación. Y si para colmo generaliza, ya es que me muero de risa. No hay buenos narradores en España, ni buenos novelistas, ni buenos cuentistas, dice el mayúsculo. Toma ya. Siempre que escucho eso en boca de algún escritor siento como si a su alrededor se hubiera formado un gran espacio vacío, un cráter de santidad, un agujero negro de aislamiento. Es como si bajara con una barba blanca portando las tablas de la ley. Con el peso de la verdad cargado a sus espaldas. Una cosa tremenda, en serio. Luego lo sueño y todo.
El caso es que como ellos son narradores, o cuentistas, o novelistas, pues dejan muy claro su extrema superioridad respecto al entorno. Y ese escritor al que se le acaba de caer el Espíritu Santo en la coronilla, opina y sentencia. Nada, oye, malísimos. Luego bebe un sorbo de su vaso y se repantinga en su sillón ante el entrevistador.
Por qué no dejamos las opiniones para nuestros blogs, nuestros amigos, nuestro entorno más cercano, y a los críticos que hagan su trabajo, que para eso cobran. Aunque no estemos de acuerdo. Por lo menos, ellos no escriben y no aprovechan las críticas para echarse botafumeiro.











4 comentarios:

NIKE dijo...

hi carmen es bueno tenerte por estos lares por un momento pensé en un viaje y en una ausencia...hay escritores que hacen buenas obras, unos de aventuras otros de anime y otros de la vida cotidiana el principio y el final de cada historia termina alli mismo, luego se convierten en personas comunes y corrientes y pueden hablar mal o bien o decir "esta obra es admirable o es una obra maestra" o acabar siempre diciendo estupideces cosas que avergonzarian a un hombre que no haya ido a la escuela, casi siempre ocurre asi y se ponen a hablar de politica, de humanismo de criticos y de muchas cosas más a mi me gustaria que los criticos fuera un corte de monjes tibetanos o algun dios que no se si vive o muere, una obra se valoriza por sus profundidades por el hecho de hacer que los personajes vivan por contar cual o tal estado del autor o de los personajes, no existe la obra perfecta apenas esbozos, la obra es solo un modo de expresión, es humano es imperfecto,es intimo, es valorado,es querido,solo cuando lo que se escribe no trasciende en una sola persona se convierte en pueril pero basta que conmueva al autor para saltar a una obra, es lo que ofrecemos es lo que amamos, es lo unico que podemos dar (en este ámbito) no existe generación del tal y tal no existe boom ni vanguardia no existe estilos ni estructuras ni tantas patrañas que los hombres suelen inventar (para al final cobrar no carmen?) existe un unico sentimiento, icalculable e inmenso, un solo arte, el hecho de escribir. si ya alguien lo dijo "una obra debe escribirse cada 500 años pues nada importante ocurre entre ellos" Santo tomás de aquino dijo " todo lo que es escrito es basura" y vay a saber alguien cuanto y que temas escribió otro dijo "toda la literatura del mundo es copia y siempre será así"
bajo este punto de vista (y es el que yo creo) alguien tiene siempre algo que expresar alguien tiene que tirar todo, algunos lo haran sentados al lado de un rey o en alguna libreria de londres algunos en el escritorio de sus casitas a la luz de la velas algunos en un ordenador prestado ..al final es lo mismo sentirse satisfechos ya sea verdad o mentira.

yo me siento muy feliz por vos , por lo que has hecho y por tu persona, las personas carmencita siempre tendrañn algo que decir eso es muy humano siempre habrá un escritor criticando a otro ..es el mundo, afortunadamente no es lo importante.

un abrazo y perdona el que me haya explayado.

Carmen dijo...

Nike, me encanta que te hayas explayado. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Por eso respeto a todo escritor, bueno o malo, drámatico o cómico. Al único que no perdono es al copiador, al impostado, al que confía tan poco en sí mismo y tiene tantas ganas de trinufar, que copia a otros. Sé lo feliz que se siente uno al escribir, al ponerle palabras a lo que encuentra dentro de sí. Claro que no hay nada nuevo. Todas las historias están contadas, siempre son los mismos temas. Pero siempre bajo diferentes enfoques. Diferentes, porque si somos autenticos, será imposible parecernos a nadie más que a nosotros mismos, y eso es originalidad. Otra cosa es que no gustes ¿y qué? Me gusta eso de que basta de que conmueva al autor para ser obra. Un tiro certero. Estoy de acuerdo.
Me voy de viaje mañana, pero vuelvo pronto.
Un abrazo y espero que continues por tu camino sin desviarte un ápice.

leo dijo...

Si es que nos gusta demasiado hablar, y el ego a menudo nos traiciona y nos hace perder la prudencia.
Y que la envidia es muy mala. Y más en estos círculos, tan súper elevadisisisisisisismos ;-)
Besossssssss

NIKE dijo...

hi
espero que la estes pasando bien
cuando vuelves?????????
abrazos