Textos

jueves, 31 de enero de 2008

AHORA Y ENTONCES





Quiero saber por qué te busco ahora. Por qué te fuiste entonces.
Quiero saber qué fue lo que callaste, y lo que no escuché cuando tú hablabas.
Porque lo necesito ahora, háblame desde la tierra
Ahora que estoy aquí, dónde tu estuviste, sintiendo tu enfermedad que ahora es la mía, te sé solo y sin consuelo. Pero lo sé ahora y no entonces, ahora que no te tengo, ahora que te reproduzco. Vivo lo que tú viviste, estoy en tu piel y lo percibo. Siento tu soledad con tanta fuerza que ya no estoy segura de si es la tuya o la mía la que llevo dentro. Un viento helado sopla esta noche y no puedo soportarlo. El frío me hiere.
Abrázame como yo no lo hice. Sujétame con esos enormes brazos que ya no tienes.
Deja que mis lágrimas empapen tu tierra, que desborden los cielos, que retrasen el tiempo para que pueda reencontrarte en algún lugar, aunque sea muy lejos. Para darte lo que no te di entonces, lo que necesito ahora.
Si pudiera hoy estar en el ayer contigo, tapando con mi manto tu soledad pasada. Porque sé lo que duele te siento cerca. Hoy he vivido tu angustia y aunque ya no estés, me acuerdo.
Hoy la pena es mía, aunque quizás mañana, alguien, en algún momento, cualquier otro día, supongo, dentro de mucho tiempo, estará como estoy ahora, y querrá que le abrace con los brazos que ya no tendré, y saber las palabras que dije y no escuchó. Y se preguntará por qué me busca, y querrá saber por qué me fui.

2 comentarios:

leo dijo...

Ay, Carmen, qué tremendo tu post, con el pasado y el futuro como un yunque, y tú en el centro. O tus temores, tal vez. Cómo me gustaría leerte más alegre...
Un besote grande.

Carmen dijo...

Gracias, Leo. Ya estoy mejor. He decidido no pensar y eso mejora mi cuore.
Un beso y gracias
carmen