Textos

jueves, 24 de octubre de 2013

NO PASARÍA NADA






Estamos llegando a tal conformismo que si mañana nos dijeran que al que han pillado vestido de cura y con un revolver en casa de Bárcenas era Rajoy, nos quedaríamos tan panchos. Y creo que hasta cambiaríamos de canal. Jo, qué cansinos, diríamos. Mira que otra vez con esas.
Ni se resuelve el caso Urdangarín, ni sabemos qué ha pasado con los consejeros de Bankia, si les pagaron los sueldos impresionantes que se habían puesto antes de hundir al banco y al país, si los metieron en la cárcel y van a salir cualquier día en “Encarcelados”, o están en Honolulu gastando la pasta que han tenido a bien regalarles por su “buena gestión”.
El presunto Urdangarín, según dicen en la prensa y nadie ha negado, celebraba y cobraba eventos irreales para quedarse con el dinero. ¿Y eso es tan difícil de juzgar? ¿Cuántos años requiere un juez para decidir que ese hombre no es trigo limpio y lo mejor es que no salga de España?
Sale una directiva del PP diciendo que el ex marido de Ana Mato sigue cobrando su nómina porque no se le puede echar a la calle así como así, oiga, que las leyes lo impiden. Alguno va y se lo cree, y cuando más ilusionado está creyendo que los que dicen lo contrario son unos “rojazos de mierda”, descubre que de la noche  a la mañana ya lo han echado, porque de pronto se ha vuelto facilísimo echar al hombre. Vamos que está tirado, tanto como pagar a Bárcenas el despido a trocitos, como dejarle un despacho y luego hacer desaparecer el disco duro.
Griñan es nombrado diputado para continuar siendo aforado per secula seculorum y todos tan contentos. Oye, pobrecito, que lo quieren implicar en ese asunto tan sucio del dinero de los parados y las juergas  Hombre de dios, como pueden creer ustedes eso. Lo aforamos para evitar la maledicencia que no por otra cosa, no vayan a creerse. Y los parados a dos velas pero votándoles con ese amor ciego e incondicional de antes de la guerra.
Los periodistas contando las noticias a gotitas y recogiendo velas a cada momento. ¿Qué fue de las fotocopias, de las fotocopias, de las fotocopias? Y los del PP, anunciando a bombo y platillo “A que nos querellamos” “A que sí” “Pues ahora no me querello, mire usted por donde”.
¿Qué enjuagues habrá tras esos, ahora sí y ahora no?
Es duro vivir en este país, es duro ver como tragamos por todo. Es duro que se rían de nosotros en nuestras propias narices. Es duro no tener alternativas, estar amarrados de pies y manos.
Lo dicho, si encontraran las huellas de Rajoy en la sotana del cura que entró en casa de Bárcenas, incluso si encontraran un “relaxing cup of café” con el carmín de Ana Botella sobre la mesa de la cocina, no pasaría nada. Pero nada de nada, se lo digo yo.


3 comentarios:

Angel Corgo dijo...

nada, Carmen, nos pinchan y no nos sale sangre.
Somos pura indiferencia. Y además estamos orgullosos de ello, que es lo peor. Si te comprometes o denuncias te llaman pringao. Y el caso es que nunca nos damos por aludidos. El corrupto siempre es el otro.
Lo del falso cura en casa de Bárcenas es una más, una de tantas. Y de Griñán no hablo porque me da gastritis.
Lo que yo haría no lo puedo decir en público porque es ilegal y además es pecado.

carmen dijo...

Muy bueno, Angel.
¿Sabes que cuando quiero meter tensión narrativa en algún pasaje de un relato, busco tu novela para inspirarme? no la de los encumbrados de pacotilla sino la de "Tras los muros de la patria" No dejes de escribir.

Angel Corgo dijo...

gracias, Carmen. Vaya subidón que me ha dado!